Imagen de portada: Vision String Quartet

Creo que no hay un formato en el que un violinista se encuentre más cómodo que dentro de un cuarteto de cuerda. Sin metales que te aplastan con su sonido, sin pianos con su distinta afinación temperada, parece que todo tiene una armonía mayor, y la comunicación entre los músicos es la de un grupo de personas que hablan el mismo lenguaje y se entienden con una mirada.

Pero también, cuando te hablan de un cuarteto de cuerdas en seguida piensa uno en gente trajeada o con vestido negro, muy elegante y seria interpretando con devoción los históricos cuartetos de Haydn, Schubert, Beethoven o Bartok. Alguno tal vez piense en Bodas o fiestas y eventos de gente rica. Y aunque (afortunadamente), hay multitud de increíbles agrupaciones que mantienen viva la música de cámara histórica, también hay algunos otros que prefieren experimentar con el formato y buscar otros estilos, otras culturas con las que inspirarse y probar si este modelo de agrupación musical puede dar sus frutos más allá del canon occidental.

Y creo que sí, y cada vez más, músicos de cuerda quieren explorar, experimentar y, por qué no, divertirse sin obsesionarse por la perfección, fallando algunas veces, pero encontrando resultados felices en muchos otros.

Hoy os traigo algunos cuartetos de cuerda (y algunos que no son estrictamente cuartetos, pero que quería incluirlos porque recogen el espíritu de lo que quiero mostrar) que se han soltado de la mano de los grandes maestros y buscan nuevas referencias.

El orden es aleatorio y no tiene que ver con ningún ranking clasificación.

1. Vision String Quartet

Para empezar, un ejemplo claro de lo que hablamos: cuatro destacados músicos de Berlín que dominan la técnica y el repertorio clásico (han sido alumnos destacados de la Escuela de Música Reina Sofía y han ganado varios premios internacionales) pero que también se ponen las zapatillas y los vaqueros para hacer sus propias composiciones. Su inquietud experimental la llevan también a sus actuaciones, donde juegan con la escenografía y la iluminación (conciertos en completa oscuridad por ejemplo) y a sus creativos vídeos en los que juegan con el humor y la ironía.

En sus composiciones propias hay de todo, desde el pop al jazz, siempre tocando por supuesto de memoria y compenetrándose como cualquier grupo de rock. Siempre con mucho ritmo y mucho “chop

https://www.visionstringquartet.com/

2. Time for three

Uno de los no-cuartetos de esta lista, como habréis adivinado, son sólo tres: dos violines y un contrabajo, pero es que además uno de los violinistas canta, así que bien podríamos decir que hay cuatro voces… ¿o no?

Los sigo hace tiempo porque, no sólo son irreverentes y desprejuiciados en su música, sino que tocan impresionantemente bien. Aunque han cambiado de formación, siguen siendo tan frescos e interesantes como al principio.

Como muchos de estros grupos, no dejan de lado su formación clásica, sino que la utilizan y la moldean para darles una vida nueva, con fusiones y transformaciones sorprendentes y llenas de emoción. Por ejemplo, en la siguiente pieza combinan la estructura armónica de acordes de la Chacona de Bach con frases de Vivaldi y motivos folk americanos.

O este tema propio en el que cantan y hacen coros en un tema con un feeling muy actual.

https://www.tf3.com/

3. Kronos Quartet

Bueno, ¿quién no conoce al legendario Kronos Quartet? Con una trayectoria inacabable que comenzó en 1973 ¡casi medio siglo! los de Seattle pero afincados en San Francisco han acumulado más de 60 discos, infinidad de premios y colaboraciones con todo tipo de artistas, muchos de los cuales han escrito obras especialmente dedicadas a ellos y han recorrido un amplísimo espectro musical.

Ciertamente el nombre de Kronos les encaja perfectamente porque, a pesar de los muchos abandonos y recambios acaecidos entre sus componentes (sólo el violín de David Harrington se mantiene de su formación original), su fecundidad y versatilidad parece no tener límites ni en el tiempo ni en el espacio. Aunque han sido referencia en música de cámara “clásica contemporánea”, por llamarla de alguna manera, su voracidad intelectual los ha llevado a adentrarse en casi cualquier género y estilo musical imaginable: folk, jazz, tango, rock, minimalismo, música mexicana, gypsy, brasileña, Old-time, etc. Por supuesto, se les puede escuchar en todo tipo de manifestaciones artísticas, desde películas a videojuegos (Destiny 2).

Entre su inmensa obra es difícil decidir qué poner, lo cierto es que podéis bucear en su inmenso océano y siempre encontraréis sorpresas.

Simplemente dejaré el vídeo más reciente que he encontrado, con una interpretación de un tema para la película Little Black Book, con un sorprendente bombo a cargo de la chelista Sunny Yang, y toda clase de efectos percusivos ralizados con el arco

y para acompañar, un Tiny Desk Concert que realizaron en 2013, en una selección de diversos trabajos de su trayectoria:

https://kronosquartet.org/

4. Alos Quartet

Vamos con una de las formaciones españolas: Alos Quartet es un fascinante grupo vasco, con una ya larga trayectoria de más de viente años y que en mi opinión merece ser mucho más conocido, tanto en España como fuera. Su sonido y sensibilidad siempre tiene, al menos para mis incultos oídos, un aroma al folklore de Euskadi, aun estilizado y modernizado, siempre escuchamos esos ecos profundos y antiguos.

Como todos los componentes de esta lista personal de cuartetos que estoy redactando, la herencia clásica occidental y la formación pedagógica tradicional por la que pasan casi todos los instrumentistas de cuerda frotada también dejan su impronta en la música, pero la técnica nunca enmascara ese sabor de la tierra.

Una inclusión feliz es, para mí, la nyckelharpa, un instrumento de origen sueco, con cierto parecido a la zanfona, que se vale de teclas para pulsar las cuerdas. Su timbre diferenciado hace aun más único el sonido de Alos Quartet.

Como a muchos otros, en sus colaboraciones, también les gusta acompañar con su música a otras manifestaciones artísticas como la danza o el cine:

https://www.alosquartet.com/

5. Vitamin String Quartet

El caso de esta agrupación es especial porque no se trata de un elenco fijo al estilo del resto, sino que es un proyecto desarrollado por la productora Vitamin Records en el cual participan diferentes músicos en cada nuevo proyecto que afrontan. Así, los integrantes van variando y sólo se mantiene el espíritu del proyecto.

Para no liaros os dejo la descripción wikipédica y así me quito de problemas:

The String Quartet Tribute es una serie de álbumes homenaje interpretados por un cuarteto de cuerdas integrado por diferentes músicos para cada álbum, todos ellos producidos por Vitamin Records desde 1999 en Los Ángeles. Estos homenajes con cuarteto de cuerdas son comúnmente identificados como VSQ, o Vitamin String Quartet por sus fanáticos. Los álbumes se enfocan generalmente en un solo artista por disco, realizando una versión más “clásica” (estilo música de cámara) de sus canciones, por lo general, nota por nota. Para ello, “VSQ” se valen de un vasto número de instrumentos pero siendo los primordiales y básicos violín, viola y violonchelo.

Pues eso. El caso es que este proyecto ha sido comercialmente muy exitoso, y a menudo los propios artistas versionados han participado y colaborado en este crossover entre clásica y pop-rock.

Así, la trayectoria de esta iniciativa los ha llevado a realizar de todo tipo de grupos: desde Led Zeppelin (el primero) hasta Lana del Rey, pasando por  Dream Theater, Underoath, Coldplay, Bob Marley o los Beatles, abarcando estilos como el Rock, el Pop, Punk Rock, Techno, Punk, Country, Metal o Hip Hop.

En VSQ encontramos por tanto montones de músicos, y entre ellos uno que siempre llama mucho la atención: Earl Maneein, a quien ya dedicamos unas letras “como violinista más duro del mundo”.

Este es un cover de la BSO de “Stranger Things”:

Y como no, a los superversionados Coldplay:

Lo bueno de esto es que los promotores de todo esto también comercializan las partituras de muchos de sus desarrollos, de modo que puedes encontrar partituras con las adaptaciones para cuarteto de cuerda de infinidad de temas en su página web: https://www.vitaminstringquartet.com/collections/sheet-music

VSQ

6. Turtle Island Quartet

Otra agrupación histórica que realmente ha cambiado la noción de lo que puede ser un cuarteto de cuerda es el Turtle Island Quartet. Fundado en 1984 con la participación de varios músicos increíbles como David Balakrishnan y Darol Anger, más la incorporación de Mark Summer e Irene Sazer, el grupo siguió la inspiración del Kronos Quartet, que ya por entonces habían sorprendido con sus adaptaciones de piezas de jazzmen como Thelonius Monk o Bill Evans. Y el leit motiv de los Turtle Island Quartet era netamente americano, y de hecho su nombre deriva del título de un libro de vocación ecologista, ganador del premio Pulitzer “Turtle Island”, que tomaba el título de la mitología creacionista nativo-americana. Por eso decidieron integrar formas de acercarse a la música más propias del jazz, que incluían la composición conjunta de los temas, la realización personal de arreglos, la improvisación, la variación constante y la aportación de los estilos y querencias personales de cada músico al conjunto. Cosa que, por otra parte, es algo que se ha realizado siempre, también en música clásica, desde el barroco hasta el siglo XIX.

Y aunque la idea inicial era utilizar el jazz como base de su música, pronto integraron otros estilos como no el mundo clásico, pero también el blues, y la llamada world music (que para la cultura anglosajona es simplemente música no-americana, o sea, casi todo lo demás).

Hay que tener en cuenta que Darol Anger fue uno de los difusores de la técnica “chopping” en los instrumentos de cuerda, que tanta capacidad rítmica aportó a la cuerda frotada, de modo que sus arreglos y adaptaciones impactaron muchísimo en su tiempo. Darol terminó abandonando el grupo para seguir su propio camino, pero el grupo ha ido manteniendo un gran nivel con incorporaciones como la de Tracy Silverman (otro revolucionario del violín rítmico que también volaría solo más adelante) o el chelista Alex Hargraves, entre otros.

Actualmente, los Turtle Island Quartet mantienen su querencia por el jazz, con David Balakrishnan como único miembro fundador que aún continúa, ya que el resto de miembros rota de manera bastante frecuente.

Aunque quizás han perdido algo de chispa, son un referente en cuanto a cuerdas alternativas:

Que no falte el Tiny Desk Concert:

https://turtleislandquartet.com/

7. Aupa Quartet

Otro cuarteto español que rompe estereotipos. O mejor dicho, algo más que un cuarteto, porque Aupa ahora es un proyecto multi-formato en el que un grupo de músicos crean  ensembles de distinta envergadura. Sus integrantes lo mismo actúan en formato dúo, trío o cuarteto en función del evento en el que vayan a participar.

Aupa Quartet (y los otros grupos y formatos que forman la iniciativa Aupa Strings) posee las características de muchos de estos nuevos cuartetos: fusión de estilos modernos con la técnica clásica, tocar sin partitura, la importancia del ritmo y el groove y actuaciones abiertas a la sorpresa y a la improvisación. Pero tal vez es mejor que se expliquen ellos:

IMAGINA que se funden las barreras entre el escenario y el público para que percibas la cercanía de la música. Se fusionan el swing, soul, Mozart, rock, reggae y blues en composiciones originales e interpretaciones creativas.

EL RITMO te invade, las melodías se apoderan de ti y tus pies quieren bailar. Disfruta del viaje. Estás en una actuación de AUPA STRINGS.

Además, sus integrantes desarrollan una constante e intensa labor pedagógica con la que difunden su forma de afrontar la música y enseñan los recursos necesarios para seguir sus pasos. Si en alguna ocasión os topáis con alguna clase o masterclass suya cerca no dudéis en apuntaros.

Pero mejor verlo que leerlo (me hubiera gustado poner videos más recientes, pero es que últimamente ya no publican producciones tan trabajadas como estas):

https://www.aupastrings.com/

8. BartolomeyBittman

Otra vez he hecho trampa. No es un cuarteto ¡ni siquiera un trío! Son un dúo de violín-chelo y encima la mitad de las veces el violinista se vuelve mandolinista. Pero bueno, esta es mi web así que mis normas me las puedo saltar cuando quiera. Y es que estos dos austriacos representan muy bien lo que quería mostrar en este artículo, y además soy un gran fan suyo, así que no hay más que hablar.

Este dúo con una energía contagiosa que los acerca al rock progresivo, pero con toques de cualquier música imaginable.

Uno de sus vídeos más famosos, por lo original de su planteamiento, fue este:

Y si queréis escucharles además en una entrevista (activad los subtítulos con traducción automática) podéis escuchar sus interesantes reflexiones aquí:

https://www.bartolomeybittmann.at/

9. Formosa Quartet

Este exótico grupo es casi un recién llegado para mí, y en principio no pensaba haberlo incluido, pero la verdad es que su primer (y único que yo sepa) disco es los suficientemente original y refrescante como para merecer una mención. Se trata de una agrupación taiwanés-estadounidense que bucea en el folklore, y en su única grabación hacen un viaje enormemente sugestivo desde los sonidos gypsy de Hungría hasta los de la tradición de su Taiwán de origen.

Ambos estilos los desarrollan con mucha fuerza, técnica y originalidad, aunque desgraciadamente no he encontrado grabaciones en vídeo con calidad, así que os dejo su lista de Spotify para que le deis un repaso al disco entero, porque lo merece:

http://www.formosaquartet.com

10. Danish String Quartet

Para terminar, otro de mis grupos favoritos, cuatro mozos norteños que llevan ya unos años transitando por el mundo clásico y sus fronteras exteriores, desde la mirada del rico folk nórdico y/o la música clásica contemporánea. Sus piezas más tradicionales son probablemente las que más me gustan, pero hay que decir que son también grandes conocedores e intérpretes de las grandes obras de cámara clásicas.

Aquí nos alejamos de los ritmos más rockeros de algunas agrupaciones anteriores y nos sumimos en melodías delicadas y bellas armonías de inspiración celta.

Un dato interesante es que en su web se pueden adquirir las partituras de sus composiciones propias, algunas de las cuales son realmente estupendas.

Por supuesto, aquí vamos a escuchar de la parte no-clásica de su trayectoria, que es lo que nos interesa, de su último disco con composiciones propias, Last Leaf:

Y como no, si hay un Tiny Desk Concert, no puedo evitar compartirlo:

https://danishquartet.com/

Y vosotros ¿qué cuartetos de cuerda diferentes conocéis?