La tradición musical china es bastante ignorada en Occidente. Este concierto, denominado Butterfly Lovers, es una obra de los compositores chinos He Zhanhao (何占豪) y Chen Gang (陈钢), concebida en 1959 mientras estudiaban en el Conservatorio de Música de Shanghai, en los últimos estertores del penoso periodo conocido como el “Gran Salto Adelante” impulsado por Mao Zedong.

La obra describe una historia tradicional china, en la que los instrumentos interpretan diferentes situaciones y personajes. Es divertido escuchar cómo la intérprete, la violinista Ji-Won Song va explicando, al principio del vídeo lo que significa cada fragmento y frase.

Se suele decir que la música no tiene significados concretos, es un arte abstracto que no representa nada del mundo real, pero la verdad es que no es del todo cierto, y a menudo los creadores se inspiran en el mundo real, ya sea en sus sonidos, o en otras manifestaciones del mundo físico (el primer ejemplo que se me ocurre son las Estaciones de Vivaldi) para su música.

La forma de tocar de la violinista recuerda mucho el sonido e los instrumentos tradicionales chinos, como el Erhu, con esos glisandos tan marcados y esas frases tan legato subiendo y bajando por el diapasón.