Una de la dudas más frecuentes cuando vamos a adquirir un instrumento o accesorio es encontrar el mejor lugar para ello. Por supuesto nos interesa comprar a un buen precio pero también miramos la comodidad, la rapidez, la confianza, la garantía, el trato… En estos días de compras y regalos no están de más algunos consejos a la hora de elegir dónde mirar.

Y hay 3 fuentes principales donde un violinista puede comprar: una tienda física, una tienda on-line o un luthier.

TIENDAS FÍSICAS

Este es el recurso tradicional para muchas personas a la hora de comprar. Sobre todo si la tenemos cerca, nada más cómodo que acudir a ella para mirar, preguntar y comprar.

a favorA favor:

  • Fiabilidad. Tienes donde ir a quejarte si algo no es como te habían dicho.
  • Puedes ver y tocar lo que compras.
  • Puedes hablar, y consultar con el vendedor.
  • Te llevas lo que necesitas de inmediato.

En contra.

  • Suele ser más caro que una tienda on-line.
  • Suele haber menos stock que en una tienda on-line.
  • Los vendedores a menudo saben del tema de un modo genérico no muy especializado.

TIENDA ON-LINE

Cada vez más habitual, por su comodidad y su cada vez mayor fiabilidad.

a favorA favor:

  • Amplitud y diversidad. Tienes un gran catálogo para ver y comparar.
  • Precio. Las tiendas on-line suelen tener mejores precios, incluso mejores que las que ofrece la tienda física que lleva la web.
  • Comodidad. Buscas tranquilamente todo lo que necesitas desde tu casa sentado y sin prisas. Te lo llevan a casa.

En contra.

  • Garantías, devoluciones: aunque es cada vez más seguro, produce una mayor inquietud comprar en páginas sin sede física concreta. En caso de devolución frecuentemente debes cargar con los gastos de envío de la devolución.
  • Inseguridad: No ves físicamente el objeto, sólo si conoces de antemano la marca y el producto en concreto (cuerdas, almohadillas, sordinas, etc…) puedes estar seguro de qué y cómo es exactamente lo que vas a comprar.
  • Gastos de envío. Si lo comprado posee un precio muy bajo (por ejemplo una cuerda suelta, una resina, etc…) puede que el gasto de envío no compense el descuento que supone comprarlo on-line.

LUTHIERS

Esto es una categoría especial, porque realmente sólo suelen vender instrumentos. Pero hay una categoría intermedia, en la que el luthier posee también una tienda de calle, convirtiéndose en una especie de híbrido tienda/taller.

a favorA favor:

  • El luthier conoce mejor que nadie el mundo de los instrumentos de cuerda. Nadie te puede aconsejar mejor (salvo quizás tu profesor de violín). Un luthier te enseñará sin prisas sus instrumentos, te hablará de ellos, escuchará tus necesidades y, como generalmente les gusta hablar de su oficio, seguro que aprendes alguna cosa que no sabías. En general son profesionales fiables, pero debo reconocer que, de forma esporádica, me he encontrado con alguno que con quien me he sentido un poco defraudado.
  • Generalmente no sólo ves y pruebas los instrumentos, sino que sueles poder llevártelos a casa para probarlos tranquilamente.

En contra.

  • Sólo suelen tener instrumentos, y además de cierto nivel, por lo que si buscas algo como principiante posiblemente no encuentres una opción adecuada para ti.

 OTROS

Anuncios de segunda mano, eBay, etc., las propias academias o profesores, etc.

El mercado de segunda mano entre particulares está bien, pero hazlo siempre cara a cara, pudiendo ver y probar el instrumento (o el arco o el estuche…).

No recomiendo comprar por eBay. Eso es una lotería donde tienes muchos boletos para perder.

A veces la escuela-academia-profesor vende accesorios, cuerdas o incluso instrumentos, lo cual es muy cómodo para el alumno. En principio es algo muy práctico y fiable, pero no está de más que mires precios por ahí, por si acaso…

Así que, ¿dónde comprar?

Pues depende.

Cuándo comprar on-line.

  • Intenta esperar a tener varias cosas que comprar para hacer un pedido mayor, ahorrarás gastos de envío. Puedes juntarte con otros para pedir entre varios. Muchas tiendas on-line ofrecen el envío gratuito a partir de cierto nivel de gasto.
  • A la hora de comprar un instrumento, nunca lo compres on-line a menos que: sea un violín de principiante (no te aconsejo gastarte más de 600€ en un violín por internet, sea donde sea), de una marca que conozcas o te hayan aconsejado, que te aseguren que está, o pueda estar previamente, revisado y ajustado, y que puedas reclamar su devolución si no te llega en buen estado debido al transporte.
  • Escoge tiendas de confianza. La fiabilidad suma puntos con:
    • Tiendas on-line que tienen también una tienda física (aunque a menudo estas tienen peores precios).
    • Condiciones claras y honestas: gastos de envío, condiciones de devolución, consejos sobre cómo realizar la compra, datos de la empresa que gestiona la web, políticas de protección de datos, etc…
    • Larga trayectoria.
    • Datos y formas de contacto inmediatas. No sólo e-mail, sino también chat (uno que realmente esté atendido, a menudo están desactivados), domicilio físico, teléfono (esto es cada vez más infrecuente, y en muchas ocasiones sólo tiene un contestador), páginas sociales, etc.
    • Sostenibilidad. Posiblemente encuentres tiendas de origen extranjero con buenos precios. Yo prefiero optar por tiendas españolas, y aún mejor si están en mi ciudad. Adquirir “productos por proximidad” es una manera de optimizar recursos en este derrochador mundo en que vivimos. Probablemente muchos conoceréis la tienda Thomann.de, una megastore musical que, a base de fuerza bruta y una política de precios salvaje está arrasando en ventas a comerciantes en toda Europa. No tengo nada en contra de la competencia de precios (al contrario) pero, al igual que ocurre con Amazon, me desagradan estas políticas comerciales que buscan la hegemonía, la destrucción directa del competidor con márgenes imposibles, para más tarde imponer las condiciones que más les favorecen.
    • Por otro lado existe el otro lado de la moneda: infinidad de tiendas on-line nacionales que se enrocan en precios no competitivos, prácticamente acuerdan entre ellas el mismo precio de producto para “repartirse el mercado” sin esforzarse en mejorar, optimizar recursos, ajustar márgenes, mejorar precios para ampliar el mercado…

Cuándo ir a la tienda de calle.

Tiendas de música con una buena variedad de productos no hay muchas, a menos que vivas en una ciudad grande, y aun así es difícil que te pille cerca, ya que suelen estar por zonas céntricas.

  • Pero si tienes la suerte de que haya una cerca puede estar muy bien para conseguir esas pequeñas cosas que en un momento dado necesitamos y no podemos esperar: unas partituras, un regalo que hacer a alguien, una cuerda que se rompe y no tenemos recambio, la resina que se cae y se hace pedazos, o que pasemos por delante del escaparate y tengamos la necesidad irrefrenable de comprar ese violín eléctrico, o esa pastilla que siempre hemos pensado en probar y nunca nos hemos atrevido.
  • Pero si vas a comprar un violín, no lo elijas sólo porque lo tengan en el escaparate: pregunta por él, marca o fabricante, si va con funda y arco, si ha sido revisado, y luego indaga por otros sitios, porque a veces te puedes dar una sorpresa con los precios.

Cuando ir a un luthier.

  • Cuando quieras un buen violín (o un buen arco, en el caso). Sin más. Si tienes 1.000€ o más para gastar lo que debes hacer es acudir a uno de estos artesanos. Trato personal a la antigua usanza, sin prisas (en general), asesoramiento, instrumentos bien ajustados y preparados, a menudo con garantía de que más adelante te recomprarán el instrumento al mismo precio si lo has tratado bien, etc. Lo malo es que tampoco hay muchos (busca en la sección de luthiers de esta web), y puede que no haya en tu localidad. Pero si te vas a gastar un dinero en comprar un buen violín merece la pena hacer algún viajecito para ir a un buen sitio.

¿Qué comercios en concreto son buenos?

Pues lo siento, pero sobre eso no voy a escribir. Porque aunque tengo mis propias filias y fobias (alguna fobia realmente gorda), no quiero extrapolar una experiencia personal que puede ser subjetiva y puede perjudicar injustamente a algún negocio. Pero si tenéis alguna experiencia con compras, buena o mala que queráis comentar, no dejéis de hacerlo.

Mi experiencia con la Tienda Deviolines

Tenía pensado explicar todo lo que ha pasado con la Tienda de instrumentos de cuerda y accesorios que abrí durante poco tiempo, pero creo que el artículo ya se ha alargado demasiado y lo voy a tener que dejar para otra ocasión. Sólo deciros que fue una experiencia en parte bonita pero también muy amarga y que creo que no podré volver a iniciar.

Gracias a todos los que confiasteis en ella y comprasteis algo.