Los artistas sentimos el mundo de una manera especial, y tenemos un peculiar conjunto de prioridades. Algunos de nosotros hemos estado estudiando durante 20 años o más, antes de acceder al mundo profesional. Tras la escuela, es ya responsabilidad nuestra encontrar la forma de seguir creciendo musicalmente, ganarnos la vida, y equilibrar esto con el resto de nuestra vida. Sobre todo esto os voy a dejar algunas reflexiones.

Objetivos

Haz una lista de categorías vitales importantes para ti, como por ejemplo la música, la enseñanza, los negocios, el ejercicio, la salud, las relaciones afectivas, la espiritualidad, etc.

Encuentra una lista de objetivos dentro de cada categoría y escríbelos debajo.

Borra lo no esencial

Reduce cada lista dejando solo aquellos objetivos que consideras los más importantes y tacha los demás.

Haz que todo valga el doble

Por ejemplo, en mi caso:

  • Combino la necesidad de ejercicio con el tiempo que, como padre, quiero pasar con mi hija, ya sea montando en bicicleta o saltando en el parque de trampolines. Lo mismo se puede hacer con las llamadas sociales y las reuniones de negocios cara a cara.
  • Creo videos para sumar práctica musical y marketing.
  • Al practicar, combino la improvisación con la afinación, ritmo con armonía, composición con armonía, etc.
  • Practico mientras enseño.
  • Dale la vuelta a la clase: reutiliza su contenido en videos, podcasts, correos electrónicos, redes sociales… Crea un contenido para un estudiante y luego compártelo con otros para que también puedan beneficiarse de él.

La forma más fácil de comenzar a cambiar tus clases (ya sea para la enseñanza o negocios), en con el vídeo:

El caballo tira del carro

Enderezar un aspecto de tu vida puede solucionar un problema en otro, por ejemplo:

  • Enseñar de manera diferente puede ayudarte a mejorar como intérprete.
  • Mejorar tus relaciones puede ayudarte a sentirte mejor y más saludable.
  • El ejercicio puede ayudarte a ganar más dinero, o viceversa.
  • Curarte el brazo derecho desde luego mejorará tu ritmo… jeje.
  • Programar más conciertos, o sea, mejorar en lo que es tu negocio, puede ayudarte también a ser mejor músico.

Suficientemente bueno, no perfecto

Elige el objetivo que te parezca más adecuado. No tiene que ser un objetivo perfecto. Luego trátalo como si fuera real. Intenta cumplirlo, aunque sepas que puedes fallar.

Cumple con tus proyectos aunque no salgan perfectos. Este artículo es un caso ejemplificador.

Construye lo grande con lo pequeño; el largo plazo con el corto plazo

Si estableces un gran objetivo de futuro, planifica puntos de referencia semanales o mensuales que sean factibles, por ejemplo:

  • Caminar 10 minutos todos los días esta semana.
  • Hacer 3 llamadas de ventas todos los días hábiles.
  • Componer 8 compases de música entre las 9 y las 10 de la noche.
  • Practicar secuencias de escalas pentatónicas menores de práctica en tercera posición durante al menos 10 minutos los lunes / miércoles / viernes.

Si fallas, insiste nuevamente o cambia de objetivo. La mayoría de las personas no confían en sus objetivos, por lo que no lo intentan. Otros lo intentan por un tiempo y luego se sienten tan frustrados cuando fallan que no pueden soportar replantearse y comenzar de nuevo. Es normal fallar. El truco es reconocerlo e intentarlo de nuevo.

Escribe tus objetivos y colócalos donde puedas verlos con frecuencia.

Casos prácticos

Objetivo: mejorar en la música

Hacer una lista de: 20 cosas específicas como “entonación en melodías cromáticas rápidas, improvisación en la canción Giant Steps, mejor sensación rítmica en las 7 melodías bluegrass que conozco, organizar en armonía de 4 partes, reproducir secuencias melódicas en fa sostenido melódico menor en cuarta posición… “

Enfoque: Desarrolla la lista de abajo. Pon una fecha de vencimiento.

  1. Reproduce patrones de escala menor F en 5 posiciones a 120 BPM.
  2. Aprende tres melodías de violín.
  3. Verifica la afinación todos los días al volverlo a escuchar.

Estas serían las únicas cosas que practico durante una semana o dos. Cualquier otra cosa sería tocar por placer.

Sinergizar: graba o interpreta algo de esto en vivo o en un video, o enséñaselo a alguien…

Objetivo: más dinero / tiempo, menos estrés y mejores clientes

Hacer lista de: muchas formas específicas de ganar dinero en menos tiempo.

Eliminar: de la lista siguiente

Medidas: “Reservar 5 conciertos nuevos pagando un mínimo X dentro de 2 semanas. Vender 10 entradas para un taller dentro del próximo mes. Inscribir a 5 estudiantes nuevos para un total de X ingresos mensuales antes del 30 de enero. Programar para mi banda en la gira durante una semana este verano por un mínimo de X dólares.”

Crear plan de acción: un plan de acción para conseguir clientes o bolos es siempre una forma específica de Ventas y Marketing. Lo único que puedo recomendar es eliminar los costos en tiempo, dinero o energía.

Si trabajas en el mundo de la música, es probable que nunca hayas estudiado empresariales ni hayas hecho ventas o marketing. Pero, si trabajas para ti mismo, la disposición a ofrecer tus servicios es crucial.

El aprendizaje continuo

¿Dejar todo y volver a la escuela? Parte de la razón por la cual el préstamo de montones de dinero para cursos es socialmente aceptado es porque la escuela supuestamente “funciona”.

Salvo cuando no lo hace. Las personas a veces vuelven a la escuela solo para darse cuenta de que realmente no es lo que querían. O van a la escuela y no aprenden las aptitudes que necesitan. A veces la gente va por razones equivocadas, como porque son renuentes a buscar trabajo/clientes, o renuentes a permanecer en el trabajo que tienen.

La educación continua es importante, pero hay otras opciones además de las escuelas.

Puedes estudiar a través de cursos on-line, tutorías, campamentos o asistir a eventos de conferencias, por una pequeña fracción del costo que supone obtener un master.

El asesoramiento o el coaching son también opciones. Si está confundido, ansioso, deprimido, enojado o abrumado, vale la pena considerar solicitar orientación. Puedes gastar entre 100-3,000$ en asesoramiento para llegar al corazón de algunas cosas realmente importantes. Eso es mucho menos de lo que cuestaría un grado musical.

Los couches de vida o de carrera pueden ser una buena opción si tienes aversión a la terapia o tiene preguntas relacionadas con una industria específica. Los entrenadores en cualquier campo (incluso fitness o música) también emplean herramientas de desarrollo personal o entrenamiento de inteligencia emocional, pero saben la diferencia entre su labor de coaching y la de un terapeuta.

Una carrera de grado a menudo ofrece un conjunto limitado de habilidades en una categoría. El verdadero crecimiento depende de adquirir habilidades en muchas áreas fuera de un área de grado, como productividad, gestión de proyectos, comunicación interpersonal, resolución de conflictos, liderazgo… Si el objetivo del método Suzuki es hacer que los niños se conviertan en humanos equilibrados, la mayoría de nosotros necesita una forma de continuar esta educación después de la escuela.

El conservatorio o la universidad es genial para muchas personas. También es un lujo, y a veces difiere de la vida real y te sumerge en toneladas de deudas (recordemos que está hablando de la realidad de EE.UU. –  N. del T.) . Muchas trayectorias profesionales no requieren un título. Solo digo que no descartes otras opciones.

Otros inesperados factores de crecimiento

Fitness: 

En mi caso, hacer ejercicio regularmente crea las circunstancias para que tenga éxito como músico, por muchas razones. Y es que una de las principales razones por las que comencé a correr todos los días fue para ganar más dinero (es una larga historia…). El mayor beneficio inmediato es que me siento más en paz. Esto se traduce en todos los ámbitos en otras áreas de mi vida, desde la música hasta la enseñanza, las relaciones, etc.

Relaciones:

Es común que los músicos antepongan su música de manera que sufran otras relaciones importantes. Podemos volvernos obsesivos. Pero nuestra música y carreras probablemente serán mejores cuando tengamos relaciones saludables.

Decir: “Voy a pasar más tiempo con todos mis amigos”, suena muy vago y, por lo tanto, es más difícil de hacer. Yo prefiero hacer una lista de las personas con las que quiero conectarme y hacer tiempo para cada una de ellas.

Calidad sobre cantidad.

Reflexiones finales

Independientemente de tus objetivos, comprométete. Comunica tu compromiso en voz alta a alguien. Crea un grupo de responsabilidad.

No podemos mejorar en todo de una vez. Elige los impulsores y objetivos más importantes en los que concentrarte.

Decir “no” es tan importante como decir “sí”. A menudo me he sentido culpable por parar algunas cosas. Esto incluye tiempo para pasar con los amigos, tiempo para practicar, etc. Y es que se necesita tanta disciplina y coraje para cortar con las cosas como para emprender nuevos caminos, sobretodo porque, de forma natural, tenemos miedo de que los demás nos juzguen.

Es posible que el mayor desafío de todos sea ser consciente de nosotros mismos y aceptarnos. Cuando somos conscientes de nuestras fortalezas y debilidades y no tememos el juicio de los demás, podemos elegir dónde concentrar la energía y dónde dejarla ir.

La gente te juzgará igualmente si no haces nada como si lo haces y fallas estrepitosamente. Da igual, ve a por ello. Si sigues adelante, la gente terminará dándote el beneficio de la duda.

Honestamente deseo que encuentres los motores que hagan crecer tu vida.