Tomás Cotik, que es un gran violinista de origen argentino que ha colaborado con algunos artículos en Deviolines, me acaba de enviar estos vídeos de un proyecto en el que ha participado junto al Dr. David Colangelo.

Me parece realmente fascinante porque, aparte de que en mi trabajo yo también tengo que tratar con tecnologías audiovisuales, lo cierto es que Tomás toca maravillosamente y es una gozada escuchar su estupenda versión de las obras de violín solo de Bach.

La sombra gigante sobre el edificio produce un aire de irrealidad que proporciona una magia especial a la música. Música de un compositor de cuya obra se ha dicho a menudo que es pura arquitectura.

Los autores explican así su obra:

En el marco del Portland Winter Light Festival 2019, la fachada de la biblioteca de la PSU se convirtió en un lienzo para la silueta proyectada del violinista Tomas Cotik.

Ombra Musici, (traducción de La Sombra del Músico), es un trabajo interdisciplinario de “medios masivos”. Los “medios masivos” adoptan la forma de un medio de comunicación, como una película, y la mezclan con la arquitectura con el propósito de escalar y reapropiarse o reajustar una fachada pública que en la vida cotidiana se encuentra inerte y desapercibida. El título de la obra, Ombra Musici, hace referencia directa al contenido visual de la obra, sombras, que en la psicología jungiana se refiere a un aspecto inconsciente de la personalidad: lo instintivo y lo irracional.

La escala de la interpretación simboliza y transmite toda la pasión y emoción de la música al público.

 Autores: Dr. Tomas Cotik and Dr. Dave Colangelo

Production: Dr. Tomas Cotik, Hasan Mahmood and Bode Smith

Photography: So-Min Kang

This project was possible through grants by Portland State University and the Regional Arts & Culture Council