Si me preguntaran por el campamento musical para la música “fiddle” más popular y asentado creo que elegiría probablemente Crisol de Cuerda.

Desde 2007, impulsado por grandes figuras del violín folk como Alasdair Fraser y Blanca Altable, por sus diferentes ediciones han ido compartiendo su sabiduría increíbles fiddlers como Begoña Riobó, Casey Driesen, Ernesto Briceño, Arkaitz Miner, Diego Galaz, Hanneke Cassel, Basile Brémaud o Paula Gómez, algunos de ellos antiguos alumnos pioneros que han terminado pasando el testigo a las nuevas generaciones.

Este verano, además del fundador y alma del campamento Alasdair Fraser, y de su compañera de aventuras musicales, Natalie Haas, se acercará a enseñar sus conocimientos sobre el gran y poco conocido folk nórdico el sueco Anders Hall, un increíble intérprete de fiddle, viola y Hardanger (el violín nórdico).

¿Qué es Crisol de Cuerda?

CRISOL DE CUERDA es un encuentro en torno a la música tradicional en el que convergen creatividad, práctica, conocimiento y libertad. Es un espacio y un tiempo para amantes de la música que comparten su interés por la tradición y la innovación, para quienes buscan nuevas referencias y contactos para quienes deseen abrirse a una experiencia que puede ser sorprendente, inolvidable y enriquecedora.

A pies del río Arlanzón, en el pueblo con el mismo nombre y a pocos kilómetros de la ciudad de Burgos, violinistas y otros músicos, sin límite de edad o experiencia musical, se reúnen para compartir, aprender y dar rienda suelta a su creatividad y habilidades musicales en torno al violín, el violonchelo, la guitarra, la voz, la flauta, entre  otros,

Guiados por maestros de dichos instrumentos, se imparte una aproximación a la música desde un punto de vista divertido y práctico en un entorno que permite unir música y naturaleza, valor añadido que refuerza a ambos en este proyecto educativo, acogedor y seguro, único en la Península.

El Espíritu Crisol

Por Espíritu Crisol entendemos todas las ideas y conceptos base que nos han llevado a organizar un encuentro o curso de estas características y la pasión por la música es el principal.

Quien no esté familiarizado con el término fiddle debe saber que no se trata de un instrumento diferente al violín en cuanto a forma se refiere pero sí en cuanto a lenguaje musical. Es una manera de comprender las posibilidades de expresión de nuestro instrumento diferente a la típica y se puede extrapolar a cualquier instrumento. No es simplemente tocar el violín folk, es hablar con el alma a través de él, independientemente del estilo musical.

El objetivo es realizar un curso en el que todo el mundo pueda aprender a amar la música por encima de todo y rechace la competitividad implícita que muchas veces conlleva el aprendizaje y dominio de un instrumento.

En el curso habrá niveles de aprendizaje, pero todo el mundo podrá interactuar entre si, sea principiante o profesional y nunca supondrán una barrera entre las personas porque la música es mucho más que eso; nuestra propuesta se basa en la apertura e inclusividad.

El alma máter de este curso es Alasdair Fraser, uno de los mejores violinistas del mundo folk de hoy en día y un didacta dedicado y motivador, que lleva más de veinte años dirigiendo proyectos similares en su Escocia natal (Sabhal Mòr Ostaig) y California (Valley of the Moon Fiddle Camp y Sierra Fiddle Camp).

Contamos también con Natalie Haas, una joven violonchelista que sorprende por su frescura, creatividad y gusto. Natalie lleva más de cinco años acompañando en gira a Alasdair y enseñando en los cursos mencionados. Sus clases tienen cada vez más adeptos y se puede decir que es la “cabecilla” de un movimiento que está sacando al violonchelo del encorsetamiento orquestal y llevándolo a un terreno en que el acompañamiento rítmico y armónico son protagonistas.

Ya que la música no tiene fronteras, cada año invitamos a músicos de otras latitudes para que nos acerque sus tradiciones, nos permitan aprender de sus habilidades y enriquecernos como músicos y, esperamos, como personas. También hemos incorporado, cada vez con más solidez, el baile y la voz, elementos comunes y esenciales en cualquier tradición.

 

PRECIO TOTAL PARA INST. PRINCIPAL: VIOLÍN, CELLO, GUITARRA, FLAUTA

Fecha Límite
Reserva de Plaza
Antes de 30/03/19 Antes de 30/04/19 Posterior a 30/04/19 Reserva de plaza **
Menores de 14 años 505 € 525 € 545 € 60 €
Entre 14 y 18 años 525 € 545 € 565 €
Estudiantes (hasta 26 años) 525 € 545 € 565 €
Jubilados 525 € 545 € 565 €
Adultos / General 535 € 555 € 575 €

 

PRECIO TOTAL PARA INST. PRINCIPAL: VOZ

Fecha Límite
Reserva de Plaza
Antes de 30/03/19 Antes de 30/04/19 Posterior a 30/04/19 Reserva de plaza **
Menores de 14 años 445 € 465 € 485 € 60 €
Entre 14 y 18 años 465 € 485 € 505 €
Estudiantes (hasta 26 años) 465 € 485 € 505 €
Jubilados 465 € 485 € 505 €
Adultos / General 475 € 495 € 515 €

 

* El precio total es un todo incluido: comida, clases y alojamiento

** La reserva de plaza supone la garantía de una plaza. Este importe (60 €) se descontará del precio total. Si el solicitante decide no matricularse, dicha cantidad no será reembolsada.

* Familias: Como años anteriores, hemos establecido un descuento para las familias que se apunten a Crisol que es el siguiente: Familia de tres miembros, 40 € de reducción del total. Familia de 4 miembros, 60 € de reducción del total. Familia de 5 o más miembros, 20 € de reducción por cada miembro partícipe.

Más información