La mejor elección
 
Compartir:

La mejor elección  

  RSS
Dan in D minor
(@dan-in-d-minor)
Recién llegado Registrados

Buenas tardes!

La verdad es que ni sé si esta publicación tiene cabida en esta sección, pero no encontraba otro sitio mejor. Hoy no quería plantear ninguna duda ni problema que me esté surgiendo durante mi aprendizaje, sino plasmar las sensaciones que estoy experimentando desde que comencé a tomar hace exactamente 1 mes y 2 días.

Al tocar el instrumento por primera vez y oir ese clásico sonido de "gato atropellao", pensé que sin duda iba a resultar muy retador, y que iba a pasar MUCHO tiempo hasta que consiguiera tocar algo medianamente "escuchable".

Ha sido prácticamente un mes en los que los ensayos se han sucedido día a día sin excepción, practicando tranquilamente 1 hora si no más, en los que al principio me sentía superado por la situación: Situar los dedos sobre el diapasón en la posición correcta, sujetar el violín sin que se cayera, sujetar el arco  y hacer el recorrido lo más correctamente posible, evitar estar tensionado... Y todo esto requería de mi toda la concentración posible.

Y hoy, al realizar mi práctica, me encuentro con que las notas que toco apenas están desentonadas, que el arco fluye con libertad, que la mano que lo sujeta está relajada... y que lo que estoy tocando para practicar todo ello (el comienzo del Ave María de Schubert) suena muy parecido a lo que debería sonar.

Sin duda el camino que me queda por delante es muy largo, y con un mes apenas he empezado a descubrir el violón, pero hoy me he dado cuenta de que ya estoy en el camino, por así decirlo.

Llevo 13 años tocando la guitarra (eléctrica sobre todo) y 2 años el bajo, pero hoy para mí ha sido especial, porque por primera vez he sentido la música que tocaba como propia, no como si fuera ajena a mi persona. He sentido como me recorría, y como me llenaba, y no exagero que en todo este tiempo jamás me había ocurrido con estos otros instrumentos. Además siento como voy desarrollando un oído que antes jamás había tenido: afinar el violín sin ayuda de un afinador (y ver que está perfecto al comprobarlo), notar si una nota se me va 1 décima de tono...

La verdad es que está siendo una experiencia tan bella y enriquecedora, que lo único que lamento es no haberlo descubierto antes.

Un saludo!

Cita
Publicado : 11/09/2019 8:10 pm
A Jesús Fernández le gustó
Jesús Fernández
(@chusman)
Administrador Admin

Pues me siento identificado con esas sensaciones, es cierto que al principio es como tener una prótesis que no te encaja bien, pero poco a poco va convirtiéndose en parte de ti, hasta el momento que llegas a olvidarte del instrumento y sólo sientes el sonido y la música. En cierto modo es lo más parecido a cantar, o incluso a hablar.

Yo también toqué la guitarra un poco al principio, pero nunca tuve una conexión con el instrumento como la tengo con el violín, que es casi un enamoramiento, con sus altibajos, como en todas las relaciones de pareja, ilusiones, desánimos, miedos, alegrías... enfín, que es como una infección que no se cura, y aunque a menudo es un instrumento ingrato e intratable, cualquier pequeña conquista es una gran felicidad.

Así que nada, estás ya enganchado ¡y no hay cura!

Cualquier reflexión o experiencia es siempre bienvenida, no dejes de compartir

RespuestaCita
Publicado : 12/09/2019 9:47 am
Compartir:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Por favor Entrar o Registro