Aunque la figura de Piazzolla es mundialmente popular y reconocida, posiblemente aun merezca mayor reconocimiento. Su revolución sobre la base de la música popular argentina es una fuente maravillosa de joyas musicales, a las que se han lanzado subyugados muchísimos divos del violín, aunque no siempre sabiendo captar el carácter de esta tan singular música.

He dudado con otros temas más conocidos como Oblivion o Adiós nonino…, de los hay más interpretaciones, pero prefiero dejaros esta dulcemente triste Tanti Anni Prima (Ave María), que descubrí en una grabación que hizo hace poco Ara Malikian en su disco “Minds”.

La contenida (quizá demasiado) interpretación es del dúo de los hermanos Bouclier, siento no haber encontrado ninguna versión del propio Piazzolla con su grupo.