Angelo BranduardiConozco a Angelo Branduardi desde hace montones de años, bastante antes de que me diera por aprender a tocar el violín, pero llevaba mucho tiempo sin poner sus discos hasta que, casualmente, mientras caminaba por la calle, escuché una de sus canciones y volví a sentir, no sé si por nostalgia proustiana, esa gran alegría que aparece al reencontrar a un verdadero viejo amigo con el que te sientes tan a gusto que es como estar con una parte de ti mismo.

Angelo Branduardi es un artista heterodoxo e inclasificable. Con su pelo imposible, lleva muchos años al margen de todos, indagando en una música personal a medio camino entre el folk y el barroco, entre las canciones medievales y los temas pop. Músico multinstrumentista, en sus actuaciones se pueden escuchar instrumentos de todas las épocas, antiguos y modernos, consiguiendo con su voz aterciopelada un sonido inconfundible, que nos transporta a tiempos pasados, quizás más inocentes.

Angelo fue un niño prodigio del violín y a los 15 años ya era solista de la orquesta del conservatorio Paganini. Según algunas biografías, la postura al tocar el violín le provocó una enfermedad pulmonar (?) que le hizo comenzar a explorar la guitarra y a componer su propia música. Lector insaciable, comenzó musicando letras de poetas clásicos y a los 18 años compuso Confesionni di un malandrino, a partir de un poema del autor ruso Sergei Yesenin.

Su estilo bebe de fuentes populares, pero abarca desde la cultura medieval, el folk, los temas de cantautor, etc. A menudo parte de textos antiguos e historias, mitos, fábulas y leyendas de muchos países. Y a pesar de que es una música muy difícil de catalogar, al tiempo es muy reconocible: instrumentos acústicos antiguos y, como ibuen italiano, melodías que parece que llevan ahí desde siempre, armonías sencillas y arquetípicas, a veces casi como de cuento infantil, al servicio de historias populares y eternas.

Como violinista, no nos engañemos, no vamos a encontrarnos con ningún portento, a pesar de que posee una buena técnica, no lo incluiría en la sección de virtuosos. Pero para mí sin duda está en el cielo de los más grandes, musical y humanamente. Pero a pesar de que en Italia es toda una institución y un artista muy querido, en España no ha tenido el éxito que en mi opinión se merece.

A Branduardi le gusta comenzar sus conciertos con una improvisación mientras afina con los músicos en Re: «porque si el primer Re es bonito, todo llega solo al escenario».

A partir de  1996 Branduardi inició una serie de discos de músicas europeas antiguas titulada Futuro Antico y en el que participan diversos músicos interpretando instrumentos como las bombardas, el ravel, el sitar, la lira, la viela. Este ambicioso proyecto continuó a lo largo de más de quince años con discos dedicados a diferentes épocas y contextos, entre los cuales intercala publicaciones de una músical más personal.

“En los últimos años se ha hablado mucho de la crisis en la música occidental, tanto, que esta situación se da por descontada. El extraordinario progreso de la música tonal y su refinado tecnicismo han llegado a un punto muerto: se evoluciona dentro de una estructura musicalmente organizada que no permite una huida hacia adelante.

“Todavía hay tanta música bella por escribir en Do mayor…” decía Schönberg al final de su vida. Seguramente, Schönberg tenía razón pero es precisamente este Do mayor la causa de que todo lo que escuchamos hoy en día nos parezca haberlo oído ya antes.

Este disco se ha concebido con alegría, por aficionados, porque es cierto que el alfabetismo y la expresión musical más inmediata, popular, emocional y liberatoria son inversamente proporcionales. Hemos partido de un pasado lejano y antimoderno, un pasado en el que se tocaba por los grandes y los pequeños acontecimientos de la vida: el nacimiento y la muerte, la alegría y el dolor, lo sagrado y lo profano; un mundo en el que la carne y el espíritu se compenetraban en una profunda unidad.

Hemos matado los Conservatorios para volver de nuevo al misterio más lejano y apasionante: “la música es la esencia del Cielo y de la Tierra”. Y es esta esencia la que absorbemos de la vida como hace la araña con su presa. Nos hemos vuelto salvajes y otra vez niños para vuestra satisfacción, esperando que este paso hacia atrás sea el primero de cientos de pasos adelante. Nuestro pasado será así, nuestro futuro: Futuro Antico.”

Angelo Branduardi

Extraído del libreto de “Futuro Antico I”

Esperando que, como yo, os enamoréis de su honesta, ingenua y pura música, os dejo unos cuantos vídeos seleccionados de entre los que toca el violín, pero podéis encontrar infinidad de buenos temas en Spotify o Youtube.

Y este seguramente su canción más popular Alla fiera del’est

 

Su último disco en Spotify, vuelve a tener ese sonido Branduardi, barroco, medieval, folklórico y eterno. Me encanta.

 

Links:

Página oficial de Angelo Branduardi

Angelo Branduardi, música de un futuro
Canal Youtube de Angelo Branduardi