Cuando se buscan consejos sobre cómo elegir el mejor violín se suelen dar indicaciones que son adecuadas para un violín tradicional, pero muchas de ellas no nos sirven si lo que estamos buscando es un violín eléctrico.

Hace poco conocí por internet la “Electric Violin Shop” una tienda especializada en este tipo de instrumentos y, felizmente, tenían un artículo bastante amplio con recomendaciones y consejos para escoger la mejor opción, así que he decidido traducirlo y publicarlo aquí para todos los que estén interesados en estos instrumentos.

Los precios están en dólares, así que deberíais hacer la conversión a Euros, en el caso de España o a la respectiva moneda de cada país.


Guía del comprador de violín eléctrico

Tanto si eres un experto violinista clásico, un fiddler con experiencia, un aspirante a intérprete de rock o jazz, o un músico novato que busca comprar su primer instrumento musical de cualquier tipo, la elección de un violín eléctrico entre los muchos modelos disponibles puede parecer un problema de enormes proporciones. Es tal la variedad de precios, formas, colores y características que la tarea puede echar para atrás a cualquiera. No te preocupes… vamos a intentar simplificar la dificultad de elección con una serie de preguntas básicas:

¿Cuál es tu presupuesto?
¿Qué necesitas de tu violín eléctrico?
¿Cuál es tu tipo de sonido favorito?
¿Cuál es la estética de violín que más te gusta?

Al abordar este puñado de consideraciones una por una, se puede reducir rápidamente la selección de los violines eléctricos a un pequeño número de instrumentos que se adapten a todas sus necesidades.


 ¿Cuál es tu presupuesto?

Saber en qué rango de precio que estás dispuesto a moverte para comprar tu violín eléctrico es la forma más rápida de reducir opciones. El mercado del violín eléctrico no sufre tantas variaciones desde el punto de vista de precios como el mercado de violines acústicos, donde los instrumentos de principiante baratos pueden costar menos de 100$, mientras que exquisitos y antiguos violines europeos pueden llegar a costar cientos de miles, e incluso millones. Los violines eléctricos tienen un rango de precios desde alrededor de 100$ para los modelos más baratos hasta cerca de 5.000$ en el extremo superior.

La gama de modelos de violines eléctricos se pueden clasificar en este rango de precios:

  • Nivel 1: menos de 500$
  • Nivel 2: 499 – 999$
  • Nivel 3: 1.000 – 1.999$
  • Nivel 4: 2.000 – 2.999$
  • Nivel 5: más de 3.000$

Nivel 1: menos de 500$

En lugar de recomendar un violín eléctrico de 200$, que posiblemente te decepcione, puede ser mejor idea gastarse ese dinero en una pastilla de violín de calidad, un amplificador y, quizás, un procesador de efectos.

Si quieres saber más de por qué es mejor evitar violines eléctricos super-baratos, lee este artículo (en inglés).

Nivel 2: 499-999$

Si tu presupuesto te permite gastar 500€ o más, tus opciones se amplían considerablemente. En este rango de precios puedes encontrar instrumentos apropiados para la práctica silenciosa o incluso actuaciones. Los instrumentos de esta gama de precios siguen siendo producidos de forma mayoritariamente industrial, pero provienen de marcas como Yamaha , NS Design , Wood violins y Barcus-Berry, con unos altos estándares de control de calidad y con una gran experiencia produciendo fonocaptores y violines con un gran sonido. Las características de los instrumentos en esta gama de precios son limitadas y las estructuras de madera, pintura y acabado son buenos, pero básicas. Sin embargo, el sonido del violín no te decepcionará ni te dejará tirado en el escenario por un componente que ha fallado.

Nivel 3: 1000-1999$

En este rango de precios se empieza a notar más la atención puesta por el fabricante, ya sea en el acabado, en la construcción y calidad de los componentes, o en algunos casos, en ambos. Además, ya todos los violines de esta gama son instrumentos viables para el desempeño profesional o la grabación. En el extremo inferior de este rango de precios encontramos algunos violines fabricados por Yamaha, NS Design o Bridge Violins. Sus violines son un paso adelante respecto a los instrumentos de Nivel 2 en términos de diseño o componentes que mejoran el tono. Por ejemplo, el Yamaha SV-200 equipa un pickup de doble piezo y el dial EQ, el NS DesignNXT tiene un potenciómetro JackPot avanzado, y los Bridge violins cuentan con cuerpos compuestos de Kevlar-carbono huecos que, en combinación con el fonocaptor del puente proporciona un rico y delicioso tono único.

En la parte alta de este rango de precio se empiezan a encontrar violines construidos a mano tales como el Skyinbow y Vector cuyo ingenioso diseño y cuidadosa construcción están optimizados para producir un tono semejante al acústico y en cuyos cuerpos de madera se incorporan diseños y variaciones que los hacen únicos.

Nivel 4: 2000-2999$

Si tienes la suerte de tener para gastar más de 2.000€ en un violín eléctrico, podrás adquirir un instrumento profesional de primer nivel. Estos violines están fabricados a mano, en muchos casos ofrecen componentes o características avanzadas de diseño, y en todos los casos proporcionan una rica y plena salida tonal gracias a la calidad del pick-up. Modelos de este nivel de precios pueden ser el Fourness Fusible , NS Design CR , Vector Prodigy Pro , MSI ,Stratton Skull violines todos tallados a mano, y algunos de los violines Jordan.

Nivel 5: más de 3000$

A partir de los 3.000€ no hay en realidad una mejora en los componentes, la calidad de la construcción o del sonido con respecto a los niveles de Nivel 4. Con estos precios tan elevados por lo que estás pagando de más es por utilizar únicos o especialmente lujosas calidades en la madera, chapados y acabados. La diferencia de precio no se invierte en mejorar las virtudes objetivas del violín, sino en poseer de algún modo una especie de “pieza artística”. Sirven para deslumbrar en el escenario, o para tener tema de conversación si eres propietario de uno de estos ejemplares. Jordan y Wood violín Vipers son algunos de los violines eléctricos más exclusivos que encontrarás nunca.


¿Qué necesitas de tu violín eléctrico?

Después de la determinación de su presupuesto, la pregunta más importante que debes hacerte es, “¿para qué necesito este violín?” en el caso de un violín eléctrico de su respuesta puede variar desde la simple necesidad de un instrumento que se puede practicar con auriculares en tu piso, hasta necesitar un violín para tocar con una banda de rock en el escenario delante de 10.000 personas. Algunos modelos de violines eléctricos pueden hacer sólo con eficacia una o la otra, mientras que otros pueden hacer las dos cosass.

Violines silenciosos para practicar.

Cualquier instrumento que tenga un conector para auriculares en el propio violín puede ser utilizado para practicar en silencio. Violines sin tomas de auriculares también se pueden utilizar con auriculares , pero requerirán un accesorio adicional de equipos tales como un amplificador o un procesador de efectos que en sí tienen un conector para auriculares para que puedas enchufarlo al violín y practicar en silencio.

Aquí te dejo una página con una relación de violines con salida para auriculares.

Violines para actuaciones.

Si lo que necesitas es tocar en vivo o grabar, casi cualquier violín eléctrico de nivel 2 o superior sirve. Por supuesto, cuanto más ambicioso seas respecto a tu actuación o grabación, más deberás invertir en un instrumento. Para proyectos de grabación o actuaciones profesionales, te convendría un violín de al menos el Nivel 3 o superior. Los violines de nivel 2 son perfectamente adecuados para las necesidades de grabación o actuaciones más informales, y pueden ser reforzados enchufándolos a un amplificador de calidad o hacer más versátil su sonido mediante el uso de pre-amplificadores o dispositivos de efectos.


¿Cuál es tu tipo de sonido favorito?

El tono es subjetiva pero, obviamente, algunos modelos de violines eléctricos tienen  un sonido más “acústico” que otros. En general, a medida que suben de precio, el tono del violín se vuelve más complejo y natural, como resultado de una mejor y más avanzada tecnología de captación.

Para la mayoría de los intérpretes se recomienda seleccionar un violín eléctrico con un tono que se parezca a lo que le gusta en un violín acústico: más brillante, más oscuro, o más bien neutro. Aunque el sonido del violín eléctrico puede ser fácilmente alterado a través de ecualización (EQ) y los efectos, para sentirte a gusto con él lo mejor es tener un tono de base que te guste sin necesidad de retoques.

Los modelos de violín eléctrico con un tono particularmente brillante lo forman todos los que usan el pickup traductor Barbera (incluyendo la mayor parte de los Jordan, Wood Violins, Stratton Skulls y Vector Prodigy Pro, así como los violines Skyinbow.

Violines con riqueza de tonos serían los violines Bridge y el Vector Prodigy (estándar).

Yamaha, Fourness, MSI y NS Design son todos excelentes “violines eléctricos naturales’ suenan con un tono neutral, ni demasiado brillante ni oscuro. La serie NS Design’s es única sin embargo, ya que llevan montado un potente preamplificador y controles para agudos, graves y realce, proporcionando un enorme control de tono en las manos del violinista y permitiendo un cambio de tono desde el neutro, al más brillante o al más oscuro con un sencillo ajuste del control.

El tono es el aspecto más difícil de concretar al comprar un violín  así que conviene probar los violines tranquila y concienzudamente antes de decidirse.


¿Cuál es la estética de violín que más te gusta?

Mira

¿Te apetece tener un violín eléctrico que llame la atención muchísimo y haga que la gente se pregunte: “¿qué es eso?” o eres más tradicional y prefieres un violín eléctrico discreto?

Algunas de las formas más radicales serían el Wood Violins Viper, y los modelos Sabre y Stingray, violines NS Design, el Keebler Warhorse y el Vector Prodigy. Pero aunque su cuerpo pueda parecer muy diferente, en todos los casos se ajustan a las medidas estándar de violín y se tocarán igual que uno acústico.

Entre los diseños más convencionales y tradicionales, están el Skyinbow, MSI, el Bridge y los diseños de Yamaha. Hay un buen número de opciones de color y acabado disponibles, por lo que es posible seleccionar un violín con una forma tradicional pero con un color y acabado llamativo.

El “feeling”

Por último, pero ciertamente no menos importantes entre las consideraciones al elegir un violín eléctrico son las sensaciones y la ergonomía. Las sensaciones dependen de factores tales como la forma, como se mencionó anteriormente, el sistema de peso y el apoyo del hombro. La mayoría de los violines eléctricos están diseñados para permitir el uso de almohadillas estándar, así que podrías seguir usando tu modelo favorito. Las excepciones incluyen la Yamaha SV-130, que requiere el uso de una almohadilla Kun especial adaptada, los violines NS Design, que tienen su propio sistema de apoyo para el hombro altamente ajustable y ergonómico, y los Wood Viper y Keebler Warhorse, que emplean un sistema de almohadilla con correa para el hombro que permite mayor libertad de movimientos del cuello sin ayuda de las manos.

El peso puede ser un factor importante para muchos. Algunos modelos son realmente más pesados que el violín acústico estándar, como los Keebler y Stratton. Otros como el Viper Wood Violins, NS Design CR y Jordan, pueden pesar en promedio por encima, pero ese exceso se compensa con excelentes principios de diseño que aligeran la carga sobre el hombro.

La mayoría de los violines eléctricos pueden pesar quizás unos gramos más un acústico estándar, pero la diferencia es apenas perceptible para la mayoría de los intérpretes ya que el tacto y la ergonomía se asemejan mucho al de un violín tradicional. Entre los modelos más ligeros disponibles, para los intérpretes en los que la ligereza es una necesidad, están el SV-250 de Yamaha y 255 y el Vector Prodigy con casi exactamente el peso de un acústico estándar.


Bueno, y hasta aquí el artículo. quiero agradecer a Electric Violin Shop haberme dejado publicar su artículo y haber proporcionado las fotos.

Recordar también que en España también hay alguna otra marca de calidad, como los violines artesanos del luthier catalán G&Fills.