Este artículo es un extracto de la publicación Electric Violin Training Kit, disponible para descarga (en inglés) en la web christianhowes.com. En él podrás leer también información sobre amplificación de violines acústicos con pastillas o micrófonos.


Cuando pensamos en amplificar el sonido de nuestro violín se nos abren tres opciones: acoplar una pastilla (pickup) a nuestro violín tradicional, captar su sonido mediante un micrófono o comprar un violín eléctrico. Cada opción tiene ventajas e inconvenientes, pero aquí vamos a centrarnos en los violines eléctricos:

Ventajas de un violín eléctrico:

  • Simplicidad. Es tan simple como enchufar y tocar. La mayoría de estos instrumentos ya están preparados para sonar correctamente en cuanto lo desempaquetas. Y muchos de ellos te permiten tanto conectarlo a un amplificador como a unos auriculares.
  • Durabilidad. Los instrumentos eléctricos son más resistentes a los cambios de temperatura y humedad que los delicados violines tradicionales. Eso les hace más atractivos en viajes, actuaciones en exteriores, lugares con climas cambiantes y/o extremos, etc.
  • Sin acoples. Con la mayoría de estos instrumentos podrás tocar a muy altos volúmenes sin sufrir los insufribles y temidos pitidos de los acoples, que siempre acechan a los instrumentos amplificados mediante micrófono.
  • Versatilidad. Los instrumentos eléctricos funcionan muy bien con accesorios de efectos, ya que su sonido permanece aislado desde que se produce, sin interferencias de ruidos ambientales o de otros instrumentos.

Desventajas de un violín eléctrico:

  • El sonido nunca es igual que el de un acústico (aunque tampoco lo es uno tradicional amplificado con micrófono, la diferencia es mucho menor). Además, verás que cambian algunas cualidades sonoras a las que estás acostumbrado, como la resonancia, matices de volumen al interpretar, el equilibrio entre los extremos más graves y agudos, etc.
  • Es más caro comprar un violín eléctrico que comprar una pastilla o micrófono para tu violín acústico.
  • Para que te puedan escuchar debes cargar con cosas que pueden terminar pesando como amplificadores, cables, preamplificadores, pedaleras, etc.

Amplificadores y PAs

Una vez elegido y comprado un instrumento eléctrico necesitarás altavoces. Los amplificadores habituales de guitarra funcionan muy bien porque incorporan muchas características, proporcionando una amplia flexibilidad tonal. Basta con ajustar un poco los niveles de agudos y graves en el amplificador y ya puedes enchufarte y tocar.

Hay muchos tipos de amplificadores. Para instrumentos de cuerda recomiendo un amplificador acústico. Algunos modelos de este tipo serían: el Acoustic Image AER, Cinder Block, Crate Acoustic, y Trace Elliot Acoustic.

Empezando con el amplificador

Una vez tengas tu amplificador, necesitas un cable para conectarlo a tu instrumento, normalmente un cable jack (o cable de guitarra) que podrás encontrar en cualquier tienda de música.

Antes de encender el amplificador asegúrate de que los controles master, volumen y todos los demás ajustes de sonido están bajados a cero. Después, simplemente enchufa una de las clavija jack de tu cable en el violín y la otra en la entrada del amplificador. Ahora enciende el interruptor del amplificador.

Este es el momento de empezar a subir los controles de volumen “channel” y “master” lentamente. Cuánto lo subamos dependerá del modelo de amplificador. Sólo ten cuidado de no subirlo demasiado. Si hay control de volumen en tu instrumento, súbelo también. Pulsa un poco las cuerdas, deberías estar escuchando ya algún sonido saliendo del amplificador. Lentamente sigue subiendo los controles hasta que te satisfaga el nivel del volumen. Ahora ya puedes empezar a probar otras funciones del amplificador.

 

Algunas funciones: Reverb, Equalizer (EQ), Volumen y Master Gain

EQ

La mayoría de amplificadores tienen un control de ecualización (EQ) para rangos de sonido graves, medios y agudos. Si tu violín suena demasiado brillante, sube los graves para equilibrarlo. Si te parece demasiado oscuro, bájalos o sube los agudos. Algunos amplificadores de guitarra tienen además un control “bright” (brillo), sin embargo no recomiendo usarlo porque un violín ya es de por sí un instrumento lo suficientemente brillante.

REVERB

Algunos amplificadores tienen un control de la función Reverb. Un buen reverb puede hacer maravillas, pero subirlo demasiado hace que suene difuso y acuoso. Prueba el sonido con el reverb a 0% y a 100%. Después, ajústalo a un nivel que te suene satisfactorio. A mí me parece ideal un nivel del 30%.

VOLUMEN vs. MASTER VOLUMEN

Muchos amplificadores tienen dos controles de volumen. La diferencia entre ambos es sencilla pero fundamental. En casi todos los casos el control CHANNEL ajusta la señal antes de ser procesada por otros controles como el Reverb o la EQ. El ajuste MASTER ajusta la señal después de ser procesada. Utiliza estas diferencias para encontrar el mejor equilibrio entre ambos.

Ventajas de usar un Amplificador:

  1. Tienes una buena cantidad de controles del sonido. Esto es porque el amplificador está junto a ti, permitiéndote calibrar el sonido en el momento.
  2. Puedes llevarlo donde quieras y no hay que pagar a nadie para que lo maneje en tu lugar.
  3. Un amplificador te permitirá cambiar de efectos de forma más fluida.

Desventajas de usar un Amplificador:

  1. Su sonido puede ser menos limpio que el de un PA, especialmente cuando buscas un sonido acústico natural.
  2. Un amplificador no proporciona sonido stereo en una sala grande.
  3. Puede quedarse corto de volumen en algunas circunstancias.

Por línea (Directo).

Se trata de conectarse a un sistema PA. Para ello simplemente coge tu cable y conéctalo en uno de los canales de la mesa de mezclas. Por lo general, no recomiendo llevar tu propio PA. La mayoría de las veces, cuando tocas en un teatro, festival o club, el técnico de sonido te conectará por cable a un PA a través de un cuadro de entrada (comúnmente llamado D.I.)

Ventajas de ir por línea.

  1. A menudo produce un sonido más claro que los mejores amplificadores.
  2. Suelen tener mucha mayor capacidad de volumen que los amplificadores.
  3. Puedes tener sonido stereo que, aunque no es necesario, especialmente para alguien con poca experiencia en amplificación.

Desventajas de ir por línea

  1. Menos control de sonido. Sueles dejar el control en manos de un técnico. Esto puede ser bueno, porque el técnico suele estar ubicado en la zona del público, lo que le da mejor perspectiva para ajustar el sonido. Pero de otro lado, si no es experimentado, puede que no consiga el sonido que buscas (aunque esto puede ser bueno o malo..)
  2. Es más difícil conseguir los efectos deseados. Por ejemplo, efectos de distorsión queda poco claro o el chorus tiende a ser poco cálido. Es difícil saber porqué pero, según mi experiencia, usar un previo cuando vas a ir por línea puede ayudar. Los preamplificadores o previos, son pequeñas cajas a las que te conectas. No son absolutamente necesarias pero sí recomendables. (Muchas veces los amplificadores de guitarra tienen previos integrados, y algunos pedales de efectos también pueden funcionar como previos. Utilizar software de efectos en un portátil también puede proporcionar funciones de preamplificación).

Cuerdas y arcos

Aunque en principio en un violín eléctrico pueden usarse las mismas cuerdas que en uno convencional, algunos utilizan fonocaptores magnéticos que no sólo funcionan con cuerdas de material metálico, de modo que las de tripas no funcionarán.

Respecto a marcas, es una cuestión de preferencia personal, es recomendable experimentar con una gran variedad de opciones para encontrar el sonido que buscamos. Mi elección personal son las Helicore y las Zyex de D’Addario, que producen un tono maravilloso y dinámico.

Respecto a arcos, cualquiera valdrá con tu violín eléctrico. Sin embargo, si vas a tocar en lugares con diversas condiciones atmosféricas recomiendo un arco de fibra de carbono, son asequibles y aguantan más maltrato.

Más información:

Electric Violin Training Kit (Sólo descarga, en inglés)

Consigue más información sobre amplificación y cómo alterar el sonido mediante pedales de efectos de volumen, reverb, delay, distorsión, chorus, compression, wah wah, etc.

Lee también: