Los estudiantes avanzados con el Método Suzuki conocen de sobra esta pieza de Corelli tan característica, uno de los temas más populares en el siglo XVII que ha extendido su fama hasta nuestros días.

La Folía, Follia o Folía de España es un tema musical de origen peninsular, que probablemente surgió a lo largo del siglo XV a partir de danzas tradicionales de pastores.

La definición del término “Folía” que Sebastián de Covarrubias proporciona en su “Tesoro de la lengua castellana” (Madrid, 1611), es:

“Una cierta danza portuguesa de mucho ruido; porque resulta de ir muchas figuras a pie con sonajas y otros instrumentos, llevan unos ganapanes disfrazados sobre sus hombros unos muchachos vestidos de doncellas, que con las mangas de punta van haciendo tornos y a veces bailan, y también tañen sus sonajas; y es tan grande el ruido y el son tan apresurado, que parecen estar los unos y los otros fuera de juicio. Y así le dieron a la danza el nombre de folía, de la palabra toscana ‘folle’, que vale vano, loco, sin seso, que tiene la cabeza vana”.

Con su entrada en el ámbito cortesano la Folía se serenó y refinó, convirtiéndose en un tema musical recurrente por muchos compositores hasta prácticamente el siglo XIX. Además de Corelli, recurrieron a ella Alessandro Scarlatti, Antonio Salieri, Antonio Vivaldi, George Frideric Handel, y Johann Sebastian Bach, entre otros. Pero es la de Corelli la más conocida e interpretada, un tema con 13 variaciones en formato ternario que adopta la forma armónica i-V-i-VII-III-VII-i-V / i-V-i-VII-III-VII-i-V-i.

Esta estructura fija y su constante repetición se presta a que cada intérprete realice sus propias lecturas e incluso improvisaciones a partir de ella, resultando por ello, una música especialmente gozosa de interpretar.

En esta versión publicada este año, la magnífica violinista Lina Tur Bonet junto con la agrupación MUSIca ALcheMIca, que ya realizaron hace poco una soberbia interpretación de las Sonatas del Rosario de Biber, consiguen unir un profundo conocimiento y respeto por la música del barroco con una refrescante libertad interpretativa, con adornos y variaciones propias que renuevan la obra.

Corelli, uno de los más grandes maestros del violín de la historia y el más influyente y famoso en su época, probablemente estaría encantado.

La traducción a video musical de la interpretación de Lina Tur Bonet que podéis ver arriba está muy cuidada y ha sido realizada por el artista plástico Ángel Haro, quien explica así su intervención:

El elemento humano activa la geometría de una gran caja de luz cargándola de un carácter orgánico que nos recuerda a los míticos autómatas. Podría bien ser una caja de música amplificada. Dicha caja, construida en base a una perspectiva acentuada, crea un espacio barroco a modo de trampantojo, donde se desarrolla el tema musical, tanto dentro como fuera de ella. El resultado es un gran juego estético donde convergen todos los elementos y sus múltiples combinaciones. Una follía de sonidos, formas y colores.

Partituras:

Descargar (PDF, 200KB)

Descargar (PDF, 105KB)

 

Fuentes:

Música Antigua.com

Teach Suzuki Violín

“La Gioia” Nuevo trabajo de Lina Tur con música de Corelli